viernes, 27 de mayo de 2016

[EXPERIMENTACIÓN] Ceras metalizadas TRUE METAL de AK. Aplicación de los colores.

Hace muchos años que quería probar este tipo de pintura, las ceras metalizadas, como el veterano Rub-n-Buff, pero lo poco que llegaba a España era sólo en color plata fuselaje y a precios cuasi prohibitivos. Actualmente por internet se pueden comprar en USA los tubos de 15ml. a 5,90 €, más los portes sobre los 9,- €, pidamos la cantidad que queramos.

Afortunadamente AK ha sacado desde hace bastantes meses, una nueva gama de pinturas metálicas creados a partir de una base de cera, de una calidad superior a la americana, realizada con pigmentos de alta calidad, llegando a lograr efectos del metal muy realistas, y al mismo precio que el norteamericano, a 5,90 €, pero sin los portes de los USA, y prácticamente es fácil encontrar estas pinturas en cualquier tienda de modelismo que tienen la marca AK.

Otra de las diferencias con las pastas metálicas (que esta es la denominación del producto norteamericano), es que AK ha sacado colores y no pasta, ya que son colores esmálticos con base de cera. Esto quiere decir que tiene las peculiaridades y ventajas de la pasta de cera metálica, pero también las características propias de los esmaltes.


Con esta nueva gama de colores en tubo de ceras metalizadas se logran efectos muy realistas, está especialmente diseñado para figuras, con infinidad de recovecos, detalles, desgastes, figuras,…). La imagen de C3PO y R2-D2 utilizadas para presentar las ceras, son las figuras más representativas para ser pintadas con estos colores.


Estudiando el producto
Otro de los motivos de hacer esta prueba, además de tener ganas de pillar tipo de pinturas a base de ceras desde hace muchos años, es los comentarios contradictorios que se pueden leer por internet, tanto en el Facebook, foros y en otro tipos de chats, hablando bien y mal, como por ejemplo que no se “disuelve” bien con alcohol, que obtura el aerógrafo, que es demasiado pastoso, que deja pinceladas, que es demasiado mate,…

Por ello lo primero que me llama la atención es que en todos los blíster de los tubos de las pinturas, existe un cartoncito en la parte de atrás con el escrito de la forma de uso, en inglés, y que me llama la atención, en especial por la gente que comenta que no funciona bien con el aerógrafo o que se pinta mal con pincel.
Para los que no sabemos inglés, reza así: “Cera de color especialmente diseñado para el modelismo. Se puede aplicar con un pincel o bastoncito de algodón y pulir para obtener un acabado ultra-realista. Con TRUE METAL puede reproducir  todo tipo de acabados metálicos como el acero, cobre, oro, aluminio, etc”.
 
Si no sabemos el suficiente inglés, el Traductor de Google es formidable para estos casos. Primero no dice en ningún momento que se pueda aplicar con aerógrafo y segundo que después de aplicarlo, a pincel o con algodón, se debe pulir. ¿Y que es pulir? En este caso, pulir es pasar un paño hasta hacerlo que brille (RAE: Pulir = “Alisar una superficie para que quede suave y brillante”).

Este último paso es sumamente importante en las ceras.


Este cartoncito lleva además las imágenes de los pasos a seguir para su aplicación, por si todavía no ha quedado claro del todo, y para los que no sabemos inglés.
Los pasos en las imágenes son: 1.Imprimar, 2.Aplicar y 3.Pulir.
 
Comentado este curioso punto, seguimos.
 
Antes de seguir con las pruebas, debo seguir un poco más con mi “formación”, por lo que voy a leer los libros de AK “Metallics 1 y 2”, que explican con todo lujo de detalles, como aplicar y conseguir el efecto metal con los diferentes productos que podemos encontrar en las tiendas de modelismo, de diferentes fabricantes, pero lógicamente insistiendo sobre las True y Xtrem Metal.
Estos libros explican para que usar en cada caso uno u otro los tipos de pinturas de múltiples fabricantes, en especial  los metálicos de AK y el motivo del porque han sacado dos gamas complementarias de metálicos.  Curiosamente es un muy buen libro para todos los que deseen hacer cualquier tipo de efecto metálico, usando acrílicos, ceras, esmaltes, óleos,… incluso como aplicar metales o no para los efectos MnM, en los que lo importante con este efecto es que quede bien desde cualquier punto de vista, para partidas de wargame por ejemplo, y no sólo de cara a una única posición para ponerlo en vitrina o para una foto.

La gran ventajas de estos dos libros es que no sólo son se extienden con palabrería barata en hojas y hojas de narración con tecnicismos, exhortándonos a la compra de uno u otro producto determinado, sino que ponen un par de páginas por técnica, acompañado de multitud de imágenes, haciendo más ameno y comprensible cada tema, sin error a interpretar cosas diferentes.

Para esta ocasión leeremos completamente el libro 1, que está más centrado en explicar todas las características de los colores metalizados, desde una rápida explicación de que son los colores metalizados, pasando por los tipos de colores (acrílicos y esmaltes), la gama de colores True Metal, hasta llegar a una rápida muestra de como pintar y que técnicas usar con estos colores, tanto de AK como de otros fabricantes.


No sólo con profusión de buenas imágenes, sino mostrando el producto de otros fabricantes, como Tamiya, Vallejo, Citadel, Decoart, Humbrol,... y todo tipo de pinturas, como acrílicas, ceras, esmaltes, base de alcohol,…
Una de las características principales es que explican, con todo lujo de detalles e imágenes, que para los fuselajes de los aviones, se debe utilizar los Xtrem Metal. Cuando los dinosaurios poblaban la tierra, los fuselajes plateados tipo casi espejo, se hacían con unos papeles muy finos, tipo Bare Metal, de color plata que servían para “repanelar” el avión.


Afortunadamente actualmente con Xtrem Metal y un aerógrafo, lo podemos hacer de forma rápida y efectiva. Pero esto lo veremos en otra entrega de esta experimentación.
En cambio, dar el efecto metalizado como el de un C3PO o de un Terminator, es perfectamente adecuado el True Metal 
Ojeamos el Libro 2, pero sólo lo que nos interesa para esta experimentación y ya entraré en más profundidad en cuanto pase a trabajar con los Xtrem Metal.

Después de leer como aplicarlo, he encontrado que AK deja claro como hacerlo con cada uno de los productos del mercado, en sus descargables de paso a paso que hay en su web, por lo que en muchos casos difiere con lo que podemos leer  por internet sobre las ceras, donde se pueden leer utilizaciones erróneas, como querer usar las ceras con aerógrafo o querer dejar un efecto espejo a base de pincel (con dos coj…).



Preparando la experimentación
Junto todo el material para empezar a hacer las pruebas: Tubos de las ceras True Metal, Botes de Xtrem Metal (que se usarán en otra experimentación ¡incluso con aerógrafo!) y los cuadrados de 60 x 60 mm de Goma Eva, para grabar y hacer las pruebas.
 Para esta prueba utilizaré los siguientes colores True Metal.
-          Plata, AK458
-          Acero, AK457
-          Hierro, AK459
-          Bronce viejo AK453
-          Latón, AK460
 Empezaré por hacer una composición sobre madera con 20 cuadraditos de Goma Eva, cortados de antemano.
 El motivo de usar Goma Eva para las pruebas es que me permite en un momento hacer la textura necesaria para estas pruebas de una forma rápida y con casi cualquier herramienta, como por ejemplo un punchón de carpintería, un portaminas vacío, y un útil de modelismo con punta roma.
 También usaremos otros útiles un tanto atípicos, como un cepillo de cerdas metálicas, para limpiar limas (no aparece en las fotografías), para dar textura “rugosa”, una regla, un vasito de usar y tirar, un boli sin tinta, y un mini CD.
 Con la regla y con los punchones, realizaremos diferentes surcos rectos, a modo de paneles de avión.
 Con el vasito desechable pesionando sobre la Goma Eva, conseguimos circunferencias.
 Con el portaminas y boli vacios, podemos realizar la marca de remaches. Si a estos le grabamos una lina central, los remaches paran a ser tornillos de cabeza redonda.

 El mini CD lo usaremos de plantilla o regla curva, tanto el agujero central como la parte exterior.
 El cepillo metálico lo usaremos para dar rugosidad a ciertas partes de algunas piezas.


Imprimación
Como hemos visto en las instrucciones del principio, lo primero que haré es imprimar las piezas de Goma Eva, usando espray de imprimación en Blanco y en Negro.
 Enmascaro lo que no quiero que se quede imprimado con simple cinta de carrocero
 Después de imprimar en blanco, hago el mismo proceso para imprimar las piezas restantes en negro.
 El “cuadro” queda de esta forma, lista para poder hacer las pruebas.


Experimentación
Aplicaremos las True Metal en cada dos piezas, enmascarando previamente cada una de ellas para que no pinte más de la cuenta. Empezaré por el color plaza, que ya use anteriormente para restaurar un anillo.
 El motivo por el cual hago dos piezas pintadas en el mismo color es, por un lado, para las pruebas a presentar en los artículos siguientes, de envejecimiento y ensuciado (Weathering), y el principal, para ver si realmente el imprimar en blanco o en negro cambia mucho el tono. Me quedará pendiente el hacerlo en Gris, que aprovecharé a hacerlo cuando haga la prueba con barnices.
 El pincel en pequeñas superficies funciona muy bien y, después de pulir, queda perfecto, en grandes superficies, no queda muy bien.
 También indicar que estas ceras, no están diseñadas para pintar grandes superficies planas pulidas, para eso están los Xtrem, pero para la prueba, es un buen examen a pasar.

El siguiente color a usar el Acero , pero esta vez, según las recomendaciones del fabricante AK y de los pintores de miniaturas más expertos, que llevan años usando el Rub-n-Buff.
 Si, aplicarlo con los dedos.
 Al aplicar con el dedo conseguimos un mayor control en la aplicación de la pasta, tanto en la cantidad a aplicar. Si nos cuesta poner la cera en lo más profundo de las ranuras, podremos usar un pincel suave para ello.

Aunque si no queremos mancharnos las manos, usar un paño de algodón, también puede servir.



Pulir
“Poner cera. Pulir cera”.

El maestro Miyagi sabía muy bien lo que había que hacer.

Una vez aplicada la cera debemos pulir. Pero Debemos dejar reposar la cera un poco de rato, casi como si fuese acrílica, unos minutos. Aunque la base de estas ceras es esmalte, realmente secan muy rápido. No se puede dejar secar en exceso antes de pulir, ya que costará mucho el pulido.

Se debe frotar suave, pero no flojo, y enérgico, con brío.

Este pulido debemos hacerlo con elementos no agresivos, como el papel, ni que nos puedan dejar hebras o partículas indeseadas, como el papel. Por consiguiente el nada aconsejado es el papel.

He probado con papel. Además de hebras indeseadas, que al frotar hacemos que se desprendan del papel, debido a esa “rotura del papel” nos dejarán unas líneas indeseadas que nos obligará a volver a aplicar la pasta.
 Un trozo de tela sintética, como las sábanas de nylon, o un pañuelo de colorines, son agresivos y nos dejará líneas indeseables

Yo he usado un trozo de tela de algodón. Este debe estar completamente limpio, e ir cambiando la zona a usar constantemente, para no depositar de nuevo la pasta retirada.
 Los discos de algodón desmaquillante, son otra muy buena opción. Por lo que he visto son los menos agresivos. Y cuando están usados se tiran y no cabe comentamos el error de volver a depositar el exceso de pasta eliminada, durante el proceso de pulido.
 El mejor de todos las esponjitas desmaquilladoras. El único problema es que usé uno pequeño para la prueba, por lo que los más grandes tienen que ser los perfectos.
 Un comentario: estos colores metalizados no son cromados, por lo que por mucho que se frote no brillarán más. Brillan lo que brilla realmente cualquier metal. Si frotamos más conseguiremos llevarnos toca la cera de la pieza.

Diluyente
Como este producto, aunque son ceras, tienen una base de esmalte, se disuelven perfectamente con White Spirit de AK.

Con White Spirit podemos crear una aguada o lavado totalmente líquido, pero no es la función de estos colores. Para ello existen otros productos en el mercado, incluso la propia gama Xtrem Metal es indicada para ello.

Si no tenéis diluyente White Spirit, podéis usar diluyente para oleos. Yo he usado también el Diluyente inodoro de Titan y funciona igual de bien. Otros diluyentes, como los inodoros específicos para esmaltes o de otros fabricantes, dejan ligeramente pastosa la disolución. Lo que siempre se tiene que hacer es usar el material recomendado por el fabricante o no quejarse si nos sale mal. El aguarrás, en especial los sucedáneos de aguarrás, y los disolventes universales, no funcionan bien.Y el alcohol etílico o metílico, muchísimo menos.

 Prueba de examen. Después de pulir, si no dejamos secar correctamente y no nos lavamos bien las manos, podemos dejar marcas indeseadas.
La pieza de Goma Eva está seca, no deja mancha de color al tocarlo con los dedos, un buen rato secándose. Mojo una esponjita desmaquilladora en el diluyente y lo paso sin frotar sobre la mancha.
 Y sin frotar, la mancha desaparece completamente. Diluye muy bien el White Spirit


Final
Ya tenemos preparadas las  piezas de Goma Eva para la siguiente fase de envejecimiento y Enguarring (perdón Weathering!!).

El brillo y sensación de metal, después del pulido, es impresionante.

Evidentemente no es el efecto “espejo”, el efecto cromado, que muchos desean para sus metales, un tono completamente irreal, pero que en figuras de fantasía medieval, puede marcar la diferencia entre un ejército vistoso y otro normal.

Algunos modelista internacional ya ha comentado es que con imprimación negra, esta pasta brilla más natural. No me lo creía. Pero es cierto. Y yo que siempre digo que imprimar en blanco es lo mejor, lo que no me creo es que esté diciendo esto.

En las fotos no se aprecia del todo bien, pero las piezas imprimadas en blanco  tienen un tono más apagado y las imprimadas en negro, más luminoso. El motivo: NI IDEA, pero se puede jugar mucho con esto, para ofrecer diversos tonos a una misma pieza con un mismo color.

El final de esta fase, las piezas de Goma Eva han quedado así:



En próximas entregas realizaré unas pruebas con barnices, a ver como reaccionan los colores True Metal, otro con envejecimiento y ensuciado y por último, la aplicación de todo lo aprendido en estas pruebas en miniaturas.

Y haré lo mismo con las Xtrem Metal.

Espero que todo este trabajo os sea de vuestro interés y utilidad.


Salva Rosselló.

domingo, 15 de mayo de 2016

[ESCENOGRAFÍA] 28mm. Muro de Cementerio de GW – 21. Trabajo finalizado.

El trabajo está finalizado.

Se puede trabajar mucho más, añadiendo multitud de detalles (más vegetación, telarañas, bichitos,…), pero el propietario del muro ya le ha gustado así y no lo ha querido más trabajado. Ya lo está bastante, muy por encima de lo habitual.



Por ello lo que se ha hecho es aplicar barniz protector. Para ello aplicaré el “anti brillo” de Army Painter, que me da un acabado mate, pero a los metales no les apaga el efecto metal.
Le daré una capa fina-normal, a todos los muros.
Y los dejaré “dormir”. Tengo la manía desde hace muchos años de cubrir las piezas recién barnizadas e imprimadas (sólo cuando uso espray), de tapar las piezas hasta su secado, para evitar que se adhiera polvo o porquería ambiental. 
Realmente este paso lo he realizado antes de aplicar los últimos pigmentos y las lápidas, ya que quiero que quede un efecto de empolvado, que al poner el barniz desaparecerá.

Una vez barnizado, aplicado el último toque de pigmentos (que se puede ver en artículos anteriores) y el encolado de las lápidas, el trabajo está listo para entregar a su dueño.

Por cierto, encontrar una posición optima y adecuada a las lápidas es una misión imposible, ya que no encaja ninguna en ninguna tumba, lo que me lleva a pensar que las lápidas fueron esculpidas a posteriori y GW nunca se ha preocupado de ello.



También se decide poner el cuervo sobre una de las lápida, que he visto que encaja a la perfección.
Una vez colocadas las lápidas donde buenamente menos “desencajen”, el resultado de todo el conjunto es el siguiente:
 
 
Saludos.
Salva Rosselló

martes, 10 de mayo de 2016

[ESCENOGRAFÍA] Muro de Cementerio de GW – 20. Lápidas

Ahora sólo nos quedan las lápidas de la entrada del cementerio, del Jardín de Morr.

Las lápidas son unas piezas que pueden dar mucho de sí, ya que tienen muy buenos detalles, para lo pequeñas que son, incluso mejores que la mayoría del resto del conjunto de los muros. Peeero…, como buen trabajo de GW, no encajan en ninguna parte; o son demasiado anchas, demasiado estrechas, demasiado largas, demasiado cortas, o los detalles sobresalen tanto que topan con los bordes de las tumbas y tampoco nos permite que encajen. Lo dicho, un buen  trabajo de GW.



Para poder trabajar con estas piezas y evitar que nos pueda saltar la pintura, como siempre las imprimamos en gris neutro. Para ellos suelo usar el spray de imprimación en gris de Acrylicas Vallejo.
Este spray no está mal, actualmente deja una fina película muy resistente y el tono de gris neutro, sirve como base para piezas claras y oscuras. Si quiero una mini muy, muy oscura, la imprimaré en negro (Gris oscuro, azul marino,…). Y si la quiero muy, muy clara, la imprimaré en blanco (Blanco, amarillo, ocre,…). Otra marca que también se puede usar, pero es una cuarta parte del spray de Vallejo y con un precio superior a este, son los sprays de imprimación de Tamiya, con una gran variación de colores. Los Sprays de Citadel también son muy buenos; hasta los usan los miniaturistas que presentan minis a concursos. Los sprays de Army Painter, tiene una gran gama de colores, son más o menos al mismo precio que Vallejo y Citadel, pero, para mi gusto, dejan una capa de imprimación más gruesa que las tres marcas anteriores. Para ahorrarse la fase del color plano en los vehículos, cuando tenemos que pintar más de cinco de un golpe y no tienes aerógrafo, esta marca es una muy buena opción.

Si trabajo con una mini que tenga unos grandes detalles muy finos, me olvido del spray, sea de la marca que sea, yo recomiendo un difusor o aerógrafo, de simple o doble acción, da igual, y usar los colores prime de cualquier marca (Vallejo o AK son, para mí, las mejores opciones). Pero si sabemos licuar bien las pinturas, sean acrílicas o de esmalte, cualquier otro fabricante o gama de colores pueden ser muy buenos. Incluso yo uso los colores Acrylic Studio de Vallejo, especiales para Bellas Artes (son manías o costumbres), en algunos casos, en especial para imprimar terrenos.

Fase Pintado del Cuervo
El cuervo que trae, lo pondré encima de una de las lápidas, y para lo pequeña que es, tiene buenos detalles escasos, pero buenos, y no está nada mal para ser de este fabricante.

Para pintar el cuervo, buscaré imágenes de córvidos, para hacerme una idea de cómo son realmente.



Podemos encontrarnos con cuervos completamente negros, otros con franjas blancas unos con pico y patas grises (de aquí tomaré esa idea) y, el que más me ha gustado, cuervos con ojos naranja fuego (este detalle, también lo usaré).
Para ello trabajaré con los siguientes colores:
-          Negro (Model Color 950).
-          Gris Marina (Model Color 991).
-          Rojo Visceral (Game Color 011).


-          Naranja Fluo (Model Color 733). Si en vez de la gama model color tenéis el mismo de Acrylic Studio, tranquilos, es exactamente el mismo color, pero mucho más económicos.
Esta pequeña pieza la podría haber imprimado en negro, pero no merece la pena gastar imprimación negra, si estamos usando la gris.



Primero pintaremos completamente de negro el cuervo.
Después aplicaremos el Gris Marina en patas y pico, y el Naranja Fluo en los ojillos que tiene.
Al ser una pieza tan pequeña, no aconsejo hacer la pupila del ojo en negro, ya que no lucirá en la distancia. Y aun así los ojillos pintados, cuestan verse a más de 60cm.

Como tiene el pico abierto, pintaremos el interior inferior en Rojo visceral, para imitar la lengua, y aplicaremos una finísima línea con naranja fluo, para darle un contraste.



Para imitar el brillo peculiar del plumaje de los córvidos, empezaré aplicando unas luces muy tenues, sólo en el lomo del ave, con el mismo Gris Marina del pico y las patas.
De cara a una foto para ponerla en las redes sociales, así ya es más que suficiente. Pero para poder realzar este brillo “en vivo y en directo”, aplicaremos Barniz Satinado (Game Color 071) a podo el plumaje, menos en el pico y las patas. 
Evidentemente utilizar el barniz satinado en las fotos, suele no apreciarse.



Fase de Lápidas
Las lápidas son ricas en detalles, pero no encajan ninguna de ellas frente a las tumbas que tienen que estar. Una por ser muy ancha, otra por es muy estrecha y las otras dos, porque los detalles que trae chocan con los bordes de las tumbas … Ya veré como y donde las pongo al final.

Para su pintura, usaré básicamente sólo 2 colores.
-          Gris Marina (Model Color 991).


-          Gris Fantasma (Game Color 046).
La intención es pintar las lápidas imitando granito gris o mármol gris. Menos una, que me apetece pintarla de mármol blanco. Para ello surfeo un rato por Internet y consigo unas fotos muy buenas de cómo es realmente el mármol blanco, de las cuales, una usaré como modelo.
Como se puede ver, se le llama mármol blanco, pero no es realmente blanco (recordad, el blanco puro no existe en la naturaleza; lo más aproximado es la nieve), por lo que pintaré la lápida en color Gris Fantasma.
Las vetas, aunque azuladas en la realidad, utilizo el gris marina, que tiene un ligero tono azulado y visto desde cierta distancia, queda muy bien.



Primero hago las vetas con un pincel fino. No hace falta ir con extremado cuidado, ya que cuando terminemos con todo, quedará de fábula.
Uff! Que fea queda así… parece que hayan ramas incrustadas en la piedra. Bien, ahora aplicaremos, por el método del salpicado, un punteado con el mismo color gris marina.
Esto ya empieza a ser otra cosa. De momento lo dejaremos así, hasta que terminé con el moteado de las otras lápidas.

Por cierto, la técnica del salpicado, la explicaré más adelante con las otras lápidas.



Las otras lápidas las pintaremos con el gris Marina. Como se puede ver, es ligeramente más oscura que la imprimación base.
Pinto todas las lápidas, excepto los detalles, por costumbre simplemente.
A una de ellas le haré el veteado con el Gris Fantasma, a la inversa que la anterior.
Ahora utilizaremos la técnica del salpicado, profusamente explicado en innumerables webs y blogs de pintores de miniaturas.

Para ello usaremos un pincel de tamaño medio y un palillo, cargaremos ligeramente de pintura el pincel y lo haremos pasar por el palillo, para que al final, las cerdas lancen la pintura sobre la pieza a salpicar. La cantidad de salpicado dependerá de lo cargado que hayamos dejado el pincel.



Está técnica se utiliza extensamente en  waethering para el efecto barro. Podéis ver este efecto explicado en los Tips &Tricks de AK Interactive  sobre barro (http://www.ak-interactive.com/app/pdf/AK%20016%20FRESH%20MUD.pdf), y si hurgáis un poco más en esta web, seguro que encontráis 4 ó 5 ejemplos más  para otros efectos (manchas de aceite y gasolina, por ejemplo.
El efecto de granito gris, para lo pequeña que es la pieza, es muy convincente.
Y si se desea, se puede intensificar el efecto hasta el nivel que uno quiera.

Ahora me gustaría que no quedara todo tan “falso” y que se quede todo más unificado. Para ello aplico un filtro. Este lo usaré el Wash Marrón Oscuro para Vehículos Verdes (AK 045).
La diferencia entre un wash y un filtro está básicamente en que el filtro está más diluido y que el Wash es muy efectivo cuando se le ha aplicado barniz brillante anteriormente. Por lo que aplicaré este wash ligeramente más diluido, sobre unas piezas sin barnizar.



La diferencia entre aplicar y no aplicar este filtro se ve en esta foto.
Lo aplico en todas las lápidas, incluida la pintada en tono claro.
Una vez seco el filtro, observo que las lápidas me quedan ligeramente satinadas, por lo que aplico a pincel una ligera capa de Barniz Ultra Mate (AK 183)
La diferencia visual entre aplicar este barniz mate o no aplicarlo, en las fotos no se aprecia ni por asomo.



Ya tenemos pintado el color base de las lápidas. E igual que hice con los muros, aplicaré en el tercio inferior, un lavado de Verde Oscuro (Model Wash 512).
Como tenemos que aplicar más efectos a las lápidas, daremos una buena capa del lavado, a modo de filtro.
Una vez aplicado el filtro de Verde Oscuro, pintaremos de negro todo lo que deberá ir en color hierro.


En los detalles de una de las lápidas, existen rosas como en el resto del exterior del muro del cementerio. Aunque está lápida está en el interio, en vez de color violeta, las pintaré rojas. Primero aplicaré el verde de las hojas, tal como ya lo indique en el parte 6 (http://pincelymasilla.blogspot.com.es/2016/02/28mm-muro-de-cementerio-de-gw-6-pintado.html). 
Y lo mismo para las rosas rojas.
Los metales los pintaré ahora, tanto el color hierro como el color bronce.
Ya tenemos todas las lápidas con los colores base y listos para poner en la entrada. 

No!! Ahora le toca hacerlos creíbles..., si se desea, claro está.
Primero aplicaremos un filtro de Africa Korp (AK 065) en la mitad inferior de las lápidas. Ya volveremos a aplicar más delante de nuevo el moho.
Y los efectos de óxidos, ya explicados en entregas anteriores.
El resultado a estas alturas es el siguiente.






Como quiero que esté acorde con el resto de los muros, ahora le toca el momento a los pigmentos.
Primero aplico el Tierra oscura, con el fijador de pigmentos.
Después Tierra Europea.
Y por último Polvo Norte de África, por lo que todas las lápidas quedarán así.






Esto mismo volveremos a aplicarlo a las tumbas, para que esté todo acorde.


El enganchado de las lápidas se realizará al final, después de la última fase de la vegetación.

Saludos.
Salva

Artículos Más Vistos

[28mm] Tanques Soviéticos de 1935 - Parte 1

  Otro nuevo encargo de pintado.   En esta ocasión los tanques de multitorreta que los soviéticos empezaron a desarrollar en preguerra...